¿Que es el Autismo?

Señales y Sintomas

Servicios que Ofrecemos

Preguntas Frecuentes

¿Cómo puedo determinar si la preocupación de los padres en realidad constituye un problema de desarrollo social o de la conducta?

Sea específico cuando haga preguntas sobre el desarrollo del niño. Mientras más específica la pregunta, más exacta la respuesta.

Por ejemplo:

  • ¿Su niño sonríe cuando alguien le sonríe?
  • ¿Su niño participa en un juego recíproco de va y viene?
  • ¿Hay algo raro con el habla de su niño?
  • ¿Su niño evita o limita el juego imaginario?

Consulte con la lista de “indicadores” en la página anterior para identificar preguntas y temas de preguntas adicionales.

¿Cuál es el fenotipo clínico del autismo?

Debido a las similitudes y diferencias entre las personas con diferentes formas de autismo, los profesionales de la salud ahora consideran que el autismo tiene un fenotipo clínico más amplio que lo que antes se pensaba. Este fenotipo expandido va más allá de la definición estándar para el autismo para incluir, según indica la cuarta revisión del Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales (DSM-IV), un rango de trastornos, en vez de la presencia o ausencia absoluta de cierto tipo de comportamiento o síntoma (DSM 1994). El DSM-IV utiliza los términos “trastorno generalizado del desarrollo” (PDD, por sus siglas en inglés) y “trastorno del espectro autista (o ASD, por sus siglas en inglés)” para describir cinco variaciones de comportamiento autista. La Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), publicada por la Organización Mundial de Salud (OMS), tiene ocho variaciones de trastornos generalizados del desarrollo.

¿Cuál es la incidencia del autismo?

El número exacto de niños con autismo se desconoce. Un informe emitido por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos sugiere que el autismo y trastornos conexos son más comunes de lo que anteriormente se pensaba, aunque no está claro si esto se debe a una tasa creciente de la enfermedad o a un aumento de la capacidad para diagnosticarla.

El autismo afecta a los niños con una frecuencia 3 ó 4 veces mayor que a las niñas y factores como el ingreso familiar, la educación y el estilo de vida no parecen afectar el riesgo de padecerlo.

1 de cada 68 en Estados unidos, 1 de 42 varones, 1 de 189 en hembras, con 4.5 mas veces en varones que hembras

Los estudios realizados en Asia, Europa y América del Norte han identificado individuos con TEA con una prevalencia media de entre el 1 % y el 2 % . Tabla de referencia

Incidencia en Republica Dominicana.

1. Estadística del Autismo en Republica Dominicana.

Este es un trabajo en proceso en el cual solo se utiliza una muestra estadística, debido a que es muy limitado el número de instituciones en el país que diagnostican el síndrome del Autismo o su espectro, La fundación dominicana de Autismo, trabaja en una Campaña de evaluación y orientación sobre el autismo a nivel nacional, estos datos son la información hasta ahora recolectada.

2. Incidencia.

2.1Dinámica de la población dominicana

2.1.1 Volumen poblacional

De acuerdo a los resultados del censo levantado en 1920, la población de la República Dominicana ascendía a 894,665 habitantes, cifra que experimentó un aumento medio anual de unas 40,700 personas durante los 15 años siguientes. Con el paso del tiempo ese número de nuevos habitantes fue ampliándose, de tal forma que para el período 1935- 1950 ascendía a 43,000, y a 91,000 durante el decenio 1950-1960. A su vez, entre 1960 y 1970 anualmente se sumaban unas 103,000 personas, mientras que durante los casi 12 años que separaron los censos de 1970 y 1981 ese aumento poblacional fue del orden de 129,000 personas anuales; pasando a 137,000 en el período intercensal 1981-1993 y a unos 140,000 habitantes por año, durante el lapso que medió entre los censos de 1993 y el 2002. A su vez, el incremento poblacional absoluto del período intercensal 2002- 2010 fue de 882,569 habitantes, lo cual significa que la población se incrementó en alrededor de 108,000 personas anualmente. Esta evolución que representó el cambio de 894,665 habitantes en 1920 a 9, 445,281 en el año 2010 significa que la población del país se multiplicó por 10.5 en un período de 90 años. 


De acuerdo al Censo de 2010, la población con alguna discapacidad en el país asciende a 1,160,847 personas, lo cual representa el 12.3% de la población nacional. 2

2.2 Datos y estadísticas a nivel Nacional del Autismo

Tomando como referencia los datos Estadísticos de la CDC en 2008 (1 de 88) , se determinó que una aproximación no exacta de el porcentaje es 1.14% de la población Dominicana, arrojando un total de 107,676 personas con TEA aproximadamente, con un porcentaje de 9.28% del total de la población con personas con discapacidad de nuestro país.


2.2.1 Crecimiento a nivel Nacional del Autismo


El crecimiento del autismo en la Republica Dominicana es el siguiente:

 


2.2.2Incidencia por género.


Según los datos de la CDC el autismo por genero arroja el dato de que por cada de 4 niños nace una niña, en nuestro país basado en los datos recopilados por cada 9 niños nace una niña con autismo.

2.2.3Incidencia por Edad.


El comportamiento del Autismo a nivel nacional es similar al de otras naciones, la Fundación Dominicana de Autismo actualmente trabaja en la capacitación de Pediatras, psiquiatras, psicólogos y maestros para la detección temprana del TEA Debido a que, de acuerdo a nuestro estudio la mayoría de los niños son detectados con autismo después de los 6 años, y a nivel cognitivo y conductual de 2 a 4 años, son los años en los cuales se obtienen mejores resultados del niño y es posible modificar ciertas conductas (control de esfínteres, aseo personal, socialización, escolaridad).

2.3.4Incidencia del tipo de TEA.

 

El autismo afecta a más 891,000 personas (persona con la condición y familiares), ya que causa traumas familiares como depresiones severas, ansiedad, y desintegración familiar, a pesar de los esfuerzos hechos por los ministerios de educación y salud, aun existen miles de casos en la Republica Dominicana de autismo no diagnosticados.


El autismo es la discapacidad con mayor tasa de crecimiento actualmente, con una tasa de crecimiento de un 1,148% a nivel mundial, lo cual es alarmante.

¿Cuáles son los síntomas del autismo?

Los síntomas del autismo varían en su frecuencia y severidad, lo que dificulta el diagnóstico. De acuerdo al DSM-IV, los síntomas generales para los trastornos autistas (de aquí en adelante referido como autismo) incluyen los siguientes:

  • Un total de seis (o más) ítems de una lista de alteraciones cualitativas en las siguientes categorías: 1) interacciones sociales (por lo menos dos de este grupo), 2) comunicación (por lo menos una de este grupo), y 3) patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados (por lo menos uno de este grupo).
  • Retraso o funcionamiento anormal en (1) interacción social, (2) uso del lenguaje como comunicación social, o (3) juego simbólico o imaginativo, con comienzo antes de los tres años de edad.
  • Síntomas que no pueden ser descritos como pertenecientes al síndrome de Rett o al trastorno desintegrativo de la infancia.

Por favor refiérase al DSM-IV para un listado completo y explicación de estos criterios.

¿Es típico que los padres reaccionen exageradamente cuando creen que su hijo tiene un problema?

Los padres son los mejores observadores del crecimiento y desarrollo diario de sus hijos porque pasan mucho tiempo con ellos. En la mayoría de los casos, los padres que sospechan que su hijo tiene autismo informarán al pediatra en una visita de rutina sobre la supuesta demora en el habla o lenguaje o un problema con el desarrollo social (con o sin un problema del habla/lenguaje). La mayoría de los pediatras toman seriamente las preocupaciones de los padres sobre la demora en el habla o en el lenguaje y hacen un seguimiento con una evaluación que utiliza métodos estandarizados de detección. También se debe tomar muy en serio las preocupaciones sobre el desarrollo social. En “Screening and Diagnosis of Autism Spectrum Disorders” (Detección y Diagnóstico de Trastornos del Espectro Autista) (Filipek y colegas 1999), el Panel de Consenso indica:

Siempre se debe tomar en serio cualquier preocupación relacionada a problemas con el desarrollo social, tan en serio como la queja de un niño mayor de un dolor de espalda o pecho. A diferencia de los dolores de estómago o de cabeza, que son comunes, auto-limitantes y a menudo se pueden tratar sintomáticamente sin necesidad de realizar un diagnóstico, una queja de dolor de espalda o de pecho es rara y merece ser investigada. De igual manera, los padres rara vez se quejan de retrasos o problemas sociales, así que cualquier preocupación de esa índole deberá ser investigada de inmediato. Es aún más significativo si los padres tienen preocupaciones adicionales en las áreas de la comunicación y de la conducta así como en la socialización. (452).

Los niños con autismo y sus familias recogen muchos beneficios de una intervención temprana. Tratar seriamente y con respeto las preocupaciones de los padres es importante para el niño, la familia y para la relación que tenga usted con ellos como profesional de la salud.

¿Hay alguna conexión entre el autismo y las vacunas?

Algunos padres han escuchado que la vacuna triple viral que los niños reciben puede provocar autismo. Esta teoría se basó, en parte, en dos factores: primero, la incidencia del autismo se ha incrementado de manera permanente más o menos desde el mismo momento que comenzó la vacunación con triple viral; y segundo, que los niños con la forma regresiva de autismo (un tipo de autismo que se presenta después de un período de desarrollo normal) tienden a empezar a mostrar síntomas alrededor del mismo momento en que se suministra la vacuna. Probablemente es una coincidencia debido a la edad de los niños en el momento de recibir esta vacuna.

Sin embargo, varios estudios importantes no han encontrado NINGUNA conexión entre la vacuna y el autismo. La Academia Estadounidense de Pediatría ( American Academy of Pediatrics ) y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos han expresado que no existe un vínculo comprobado entre el autismo y la vacuna triple viral.

¿Hay algunas indicaciones que requieren una evaluación inmediata para el autismo?

Un niño deberá ser definitiva e inmediatamente evaluado para el autismo, si:

  • No balbucea a los 12 meses de nacido
  • No hace gestos (señala, se despide con la mano, etc.) a los 12 meses de nacido
  • No dice ni una sola palabra a los 16 meses de nacido
  • No dice frases de dos palabras (que no sean por ecolalia) a los 24 meses
  • Sufre cualquier pérdida de cualquier habilidad del lenguaje o social a cualquier edad

¿Hay cura para el autismo?

Hasta la fecha, no hay una cura para el autismo y los síntomas no desaparecen con el crecimiento. Sin embargo, hay disponible un número de tratamientos que pueden ayudar a las personas con autismo y a sus familias a llevar vidas más normales.

Las intervenciones intensas individualizadas de conducta, que comienzan antes de los 2H o 3 años de edad, han ofrecido las mejoras más dramáticas y duraderas, en algunos casos resultando en un funcionamiento normal o casi normal. Cualquier demora en el diagnóstico y en referir a servicios puede disminuir los beneficios de las intervenciones tempranas intensivas. Además, hay tratamientos farmacológicos que no curan el autismo pero pueden aliviar algunos de sus síntomas.

¿Hay tratamientos para el autismo?

Muchas familias de niños y adultos con autismo encuentran nueva esperanza en la variedad de tratamientos para el autismo. Estos tratamientos incluyen (pero no están limitados a):

-Los Programas Educativos Individualizados (IEP, por sus siglas en inglés) son una manera efectiva de prevenir problemas de comportamiento típicamente asociados con el autismo. Los IEP involucran una variedad de intervenciones, incluyendo algunas de las mencionadas a continuación, y están diseñados para ayudar al niño o adulto con autismo a sobreponerse a sus problemas específicos. Los niños con autismo parecen responder muy bien a los IEP que han sido diseñados adecuadamente y puestos en práctica sistemáticamente.

-Los Programas Integrales de Tratamiento comprenden un número de diferentes teorías sobre el tratamiento del autismo. Estos programas abarcan desde métodos específicos de aprendizaje al análisis de conducta aplicada, hasta lograr ciertas metas de desarrollo. En general, los niños necesitan estar en este tipo de programa de unas 15 a 40 horas semanales, por dos o más años, para cambiar su conducta y recibir los beneficios.

-El Análisis de Conducta Aplicada (ABA, por sus siglas en inglés) generalmente se concentra en disminuir comportamientos problemáticos específicos y enseñar nuevas habilidades. Recientemente los programas de ABA han ampliado su alcance para incluir intervenciones que se usan antes o entre episodios de conducta problemática además de las intervenciones que son beneficiosas durante o después de estos episodios. Cuando se le enseña a los niños o adultos con autismo a manejar situaciones como un cambio en el horario, muebles que se han movido de lugar o conocer personas nuevas, el ABA puede disminuir las posibilidades que estas situaciones provoquen las conductas problemáticas.

-Las Intervenciones y Apoyo a la Conducta Positiva (PBS, por sus siglas en inglés) constituyen un enfoque que trata de aumentar los comportamientos positivos, disminuir la conducta problemática, y mejorar el estilo de vida de la persona con autismo. El método PBS mira a las interacciones entre las personas con autismo, su medio ambiente, su comportamiento y sus procesos de aprendizaje para desarrollar el mejor estilo de vida para ellos.

-Los tratamientos farmacológicos también pueden ser efectivos para mejorar el comportamiento o las habilidades de una persona con autismo. En general, estos medicamentos se llaman “psicoactivos” porque las drogas afectan al cerebro de la persona con autismo. A menudo se utiliza el medicamento para tratar una conducta específica, como para reducir el comportamiento de hacerse daño a sí mismo o la agresión, lo que le permitiría a la persona con autismo concentrarse en otras cosas, como el aprendizaje.

Cuando se consideran las opciones de tratamientos es importante que se evalúe a los pacientes con autismo para ver si también tienen otras condiciones comórbidas potencialmente tratables, como convulsiones, alergias, problemas gastrointestinales, o trastornos del sueño. El tratamiento de estas características comórbidas tal vez no cure el autismo pero puede llevar a mejorar la calidad de vida tanto de los pacientes como de sus familias.

¿Qué causa el autismo?

El autismo es un trastorno físico ligado a una biología y química anormales en el cerebro, cuyas causas exactas se desconocen, pero ésta constituye un área de investigación muy activa. Probablemente haya una combinación de factores que llevan al autismo.

Se piensa que una variedad de factores están involucrados en la causa del autismo. Los estudios recientes sugieren que un elemento genético, posiblemente una predisposición, está involucrado en causar el autismo muy temprano en el crecimiento intrauterino del niño. Otras causas pueden incluir factores infecciosos, neurológicos, metabólicos y ambientales.

Algunos de los investigadores de la Red CPEA están concentrando sus esfuerzos en las posibles causas genéticas del autismo. En el 2000 los científicos de la Red CPEA dieron a conocer los resultados de dos estudios que encontraron a los genes involucrados en el autismo. Los investigadores de la Red CPEA y científicos financiados por otros institutos de los NIH publicaron informes adicionales en el 2001 como parte de un consorcio internacional sobre investigación genética. Los resultados llevaron a los científicos a pensar que algunas personas pueden tener una predisposición genética que les hace más susceptibles al autismo.

Los factores genéticos parecen ser importantes. Por ejemplo, es mucho más probable que los gemelos idénticos tengan ambos autismo en comparación con los gemelos fraternos (mellizos) o con los hermanos. De manera similar, las anomalías del lenguaje son más comunes en familiares de niños autistas e igualmente las anomalías cromosómicas y otros problemas neurológicos también son más comunes en las familias con autismo.
Se han sospechado muchas otras causas posibles, pero no se han comprobado.

¿Que hago después que un niño bajo mi cuidado ha sido diagnosticado con autismo?

Inscribirlo en un programa de intervencion temprana

¿Adónde me puedo dirigir para obtener más información sobre el autismo?